La Solucion!

Yo no sé cuál es su problema, talvez se siente deprimido, solo, abandonado, con culpabilidad, o fué abusado sexualmente, o está atrevesando por una crisis matrimonial. Quizás tuvo algun problema con una persona que usted ama mucho y que le ha causado una herida muy grande en su corazón; o talvez su problema sea la adicción a las drogas, pornografia, alcohol, o cualquier otra adicción que lo controla a usted en vez de usted controlarla a ella.

Como le dije, yo no sé cual es su problema pero probablemente el dolor de las heridas que le causaron están afectando su vida de tal manera que siente que no vale la pena seguir adelante. Es verdad que no sé su problema, pero lo unico que sé por experiencia propia es que cuando uno se siente asì nuestra tendencia es hacer 2 cosas:

                                                            1) Querer escapar del dolor, y

                                                            2) Tratar de resolver el problema por nosotros mismos.

Frecuentemente tratamos de escapar del dolor a travez del uso de drogas, alcohol, o cualquier otra cosa que nos mantenga alejado del dolor y de los pensamientos que constantemente vienen a nuestra mente recordandonos aquello que nos hicieron.

Desgraciadamente cuando hacemos eso lo que hacemos es buscar “remedios temporales” que calman el dolor y la angustia por un breve tiempo pero que no sanan definitivamente las heridas de nuestros corazones. Y no solo eso, sino que al final nos damos cuenta que el “remedio” termina siendo péor que la enfermedad

Tambien tenemos la tendencia a tratar de resolver los problemas confiando en nuestras propias fuerzas y en nuestras propias habilidades. Por lo general cuando hacemos eso y no logramos vencer los pensamientos ni calmar el dolor en nuestro corazón entonces nos sentimos culpables, frustrados o deprimidos y comenzamos a exigirnos más y más a nosotros mismos para vencer los pensamientos que constantemente vienen a nuestra mente o tratamos en nuestras propias fuerzas de sobreponernos al dolor que sentimos en nuestro corazón herido.

Muchas veces tratamos de buscar en otras personas la solución a nuestros problemas pero con frecuencia ellos tambien tienen sus propios problemas y no siempre tienen la capacidad para ayudarnos. Con frecuencia descubrimos que ellos no siempre entienden nuestro dolor y que no siempre están disponibles para ayudarnos especialmente en aquellos momentos que más los necesitamos. La verdad es que muchas veces ellos quieren ayudarnos pero ellos también tienen sus limitaciones porque al igual que usted y yo, ellos tambien tienen las limitaciones propia de todo ser humano.

Yo al igual que usted estuve en esa situación y eventualmente descubrì que lo primero que tenia que hacer era dejar de buscar la solución a mis problemas en otras personas o en otras cosas. También descubrì que la solución definitiva a mis problemas estaba en Dios porque Dios fué quien me creó y solo El conoce el corazón de todo ser humano. Solo Dios tiene la solución a sus problemas y conoce sus necesidades más profundas.

Pero mi querido amigo usted no puede pedirle a Dios que le ayude a solucionar sus problemas si primero no se reconcilìa con El. La Biblia enseña que todos los seres humanos somos pecadores y que por lo tanto estamos separados de Dios. La Biblia también enseña que la paga del pecado es muerte y que la dádiva, o sea, el regalo de Dios, es vida eterna en Cristo Jesus.

La Biblia enseña que si aceptamos a Cristo Jesus como nuestro Señor y Salvador nuestros pecados son perdonados, somos reconciliados con Dios, y tenemos derecho a la vida eterna. Ella también dice que solo hay dos lugares donde el hombre va cuando muere: El Cielo o el infierno. Donde usted quiere ir cuando muera?. El Purgatorio no existe; la Biblia no habla de eso.

No le gustaria recibir a Cristo Jesus en su vida hoy? Solo El le puede ayudar en esta vida tan dificil porque El es Dios. Solo Dios sanó las heridas de mi corazón y solo El puede sanar las suyas. NO SIGA LUCHANDO EN SUS PROPIAS FUERZAS! ACERQUESE A DIOS Y EL LE SANARA SU CORAZON ASI COMO LO HIZO CONMIGO.

Recibir a Cristo Jesus en su vida es sencillo, solo confiese con su boca (no en su mente) esta sencilla oración que escribimos a continuación. Si usted era Cristiano y se apartó de los caminos de Dios yo le invito a que haga también esta oración:

REPITA ESTA ORACION:

“PADRE CELESTIAL, YO RECONOZCO QUE SOY PECADOR Y QUE MIS PECADOS ME SEPARAN DE TI. VOLUNTARIAMENTE YO CONFIESO CON MI BOCA QUE JESUS ES EL HIJO DE DIOS, QUE MURIO POR MIS PECADOS, Y RESUCITO AL TERCER DIA. JESUS ENTRA A MI CORAZON, ENTRA A MI VIDA, PERDONA MIS PECADOS.

YO RENUNCIO A TODO PACTO CON EL MUNDO, CON MI PROPIA CARNE, Y CON EL DIABLO Y HAGO UN PACTO CON JESUCRISTO DE ACEPTARLO COMO MI UNICO Y SUFICIENTE SALVADOR PERSONAL.

SEÑOR JESUS, SI YO MURIERA HOY AL ABRIR MIS OJOS YO ESTARE EN TUS BRAZOS.

EN EL NOMBRE DE CRISTO JESUS, AMEN!”

Si usted hizo esta oración, nos gustarìa saber de usted. Por favor, mándenos un correo electrónico a la dirección que damos en esta página.

QUE DIOS LO BENDIGA…!!!!

El Hermano Gabriel